¿Por qué no lo intentas?

¿Por qué no lo intentas?

¿En qué rumbo va tu vida?

Hazte estas 4 preguntas para asegurarte que vas por el camino correcto

¿Sabías que la calidad de tu vida depende en gran parte de las preguntas que te haces? Quiero sugerirte que te hagas cuatro preguntas que te van a dar mayor claridad y propósito en tu vida.

¿Qué es lo que quiero lograr y para cuándo?
Llevo décadas trabajando con altos ejecutivos de diferentes corporaciones, atletas, profesionales, artistas, emprendedores, etc. Generalmente son personas que tienen clarísimo lo que quieren, sin embargo, te sorprendería saber cuánta gente no tiene ni idea, para dónde va, ni lo que quiere lograr. Tú no puedes pedirle a un GPS que te lleve, sin antes haberle dado una ruta. Tu mente no es diferente, en el libro “Lo que no te enseñan en la escuela de negocios de Harvard”, se publicó un estudio; a los graduados de la maestría de negocios, se les preguntó si tenían metas claras. Sólo el 3% de los encuestados dijeron que sí, 20 años después entrevistaron al mismo grupo y ese 3% ganaba 10 veces más que el otro 97% combinado. Es increíble el poder que tiene sentarse con lápiz y papel y contestar esta pregunta: ¿Qué quiero lograr y para cuándo?

¿Por qué lo quiero lograr?
Está es mucho más importante. Las metas que te traces tienen que ser relevantes para ti, tienen que tener un porqué que las soporte, las haga emocionantes porque quieres hacerlo, porque quieres ser cantante, empezar ese negocio o graduarte en mercadeo digital. ¿Qué va a hacer eso para ti, para las personas que amas, para tu comunidad o para el mundo? Entre más razones de peso para ti tenga una meta, más animado te vas a mantener. Va a ayudar a hacer lo que sabes que tienes que hacer aún cuando no tienes ganas de hacerlo.

La razón de tus metas es la gasolina que te mueve en dirección a la tercera pregunta.

¿Por qué no yo?
Pregúntate por qué tanta gente no tiene problemas económicos, se pueden pagar sus cuentas a tiempo que pueden, disfrutar la vida, ayudar a su iglesia, su comunidad, a sus familiares en necesidad, viajar por el mundo, conocer las obras más maravillosas que ha hecho el ser humano, que ha hecho Dios. ¿Por qué no yo? ¿Por qué no yo ser esa persona que con disciplina y esfuerzo constante puede crear una vida de abundancia para ti y para los que te rodean. Mucha gente cuando se hace esta pregunta descubre que lo primero que sale de su boca son todas sus excusas; porque no tengo la educación, porque mi gobierno tomó tal decisión, porque no nací en el país indicado. Haz una ejercicio busca cuántas personas en el mundo que nacieron en las mismas condiciones tú, ya tienen una vida mucho más abundante, exitosa y plena. Te darás cuenta que todas esas excusas, no son más que eso, excusas. Pregúntate, ¿por qué no yo? Y borra todas tus excusas, si alguien más pudo tú puedes.

¿Por qué no ahora?
¨Por qué esperar a que todo sea perfecto, que tengas carro, casa y beca para empezar a tomar acción. Haz lo mejor que puedas con lo que tienes y mejores herramientas Irán apareciendo en el camino. Si sigues esperando que todo sea perfecto y vives en la isla de “algún día”, nunca arrancarás o de pronto arrancarás cuando tu salud ya no te permita disfrutar todo lo que podía podrías disfrutar hoy, entonces vuelvo y te pregunto: ¿Por qué no ahora? ¡Empieza ya! Tomar acción va a reprogramar tu rumbo en dirección a una vida más abundante, éxitosa y plena.

Si no has contestado, estas preguntas, contéstalas ahora. Tu mejor momento es ahora.

¿Qué quiero y para cuándo?
¿Por qué lo quiero?
¿Por qué no yo?
¿Por qué no ahora?

Te sorprenderás de lo que puedes lograr cuando tienes claro el destino, igual que un GPS encontrarás la mejor ruta. Vas a reajustar el camino cuando encuentres algo que te detiene y llegarás a esa vida soñada.

¿Por qué no lo intentas?

El equipo de Pasos al Éxito, de la mano de uno de los mayores expertos del mundo, Brian Tracy, es especialista en el Desarrollo de la Excelencia Empresarial y del talento humano enfocado en Entrenamiento en Ventas, Liderazgo, Desarrollo de Equipo, Administración del Tiempo, Productividad e Inteligencia Emocional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *